sábado, 7 de noviembre de 2009

Cansado de tu ausencia

...ya estoy lleno de tu ausencia, hasta el hastió de tu vació, las esperanzas han muerto en el campo de batalla, mientras me propongo a esperar que este silencio se vaya, tu ausencia colma mi alma, ya todo ha acaecido, mas sin embargo tu no estas, me he inventado tantas historias, para poder entender la escasez de ti que vive mi cuerpo, la aridez con que has dejado mi piel, la ceguera que le has regalado a mis pupilas, he intentado beber mi propia hiel, hasta rente un oráculo particular, al que ya me canse de preguntar ¿Porque no estas? pero tu ausencia sigue rebosando mi alma, con esa paz que destruye mi calma, con esta voz que cada noche te clama, sabiendo que tu no llegaras, aun así sigo dejando abierta la ventana, por si una mañana se te ocurre regresar, le he rezado hasta la luna creyendo que es un Dios mas, pero creo que tal herejía te alejado de mi aun mas, me acabe las palomas mensajeras, de mi pueblo y de otro mas, y las cartas en botella y uno que otro mar, me monte sobre una hoja de otoño para alcanzarte en donde estas, pero no conté con que habría varios inviernos antes de poder llegar, y aquí sigo regresando a mi sin ti, durmiendo a lado del espacio en que no estas, tan cansado de tu ausencia como para volver a despertar una vez mas...



Se va de ti mi cuerpo gota a gota.
Se va mi cara en un óleo sordo;
se van mis manos en azogue suelto;
se van mis pies en dos tiempos de polvo.

¡Se te va todo, se nos va todo!

Se va mi voz, que te hacía campana
cerrada a cuanto no somos nosotros.
Se van mis gestos que se devanaban,
en lanzaderas, debajo tus ojos.
Y se te va la mirada que entrega,
cuando te mira, el enebro y el olmo.

Me voy de ti con tus mismos alientos:
como humedad de tu cuerpo evaporo.
Me voy de ti con vigilia y con sueño,
y en tu recuerdo más fiel ya me borro.
Y en tu memoria me vuelvo como esos
que no nacieron ni en llanos ni en sotos.

Sangre sería y me fuese en las palmas
de tu labor, y en tu boca de mosto.
Tu entraña fuese, y sería quemada
en marchas tuyas que nunca más oigo,
¡y en tu pasión que retumba en la noche
como demencia de mares solos!

¡Se nos va todo, se nos va todo!

Ausencia
Gabriela Mistral

2 comentarios:

J Ã Ð € dijo...

Hola Pedro Daniel (Oye podrías decirme cual de los dos nombres te gusta más? por que utilizando tus dos nombres me siento como en una telenovela, jeje).

Pues te cuento que afuera esta lloviendo a cántaros y me tuve que quedar encerrada en mi casa, asi que por fin dispuse de algo de tiempo para pasearme por tu otro blog... Y ¡oh sorpresa!! ¡me encanto!! de verdad, muy bueno. No lo he leído todo, pero lo que he leido me parece genial. Si no te molesta me asomare a este lado de tu morada cada vez que tenga chance.

P.D. Por que la llamas la morada de los pensamientos muertos? A mi me parece que son pensamientos muy vivos, tan vivos que casi casi se salen del monitor!!

Pedro Daniel dijo...

Te conteste en tu blog, pues los dos nombres me agradan mi estimada Serendipia, no te apures es bueno que pases por mi morada, como yo aveces paso por la tuya, es divertido...

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails