sábado, 27 de agosto de 2011

No existes

...he llegado a la conclucion de que no existes, eres imposible,  ilegible, eterea, volatil, impalpable, sublime, ficticia, imaginaria, utopica, virtual, falsa, quimerica, fantastica, ilusoria, irreal, y lo afirmo porque definitivamente no puedo creer que tu existencia quepa en mi, que tu grandeza eclipse tanto mi universo, que tu belleza destruya mis conceptos de flor, de cielo estrellado, de rojo atardecer, de la belleza en si, no puedo creer que tu voz necesite un pentagrama y tus palabras un libro de poemas, no puedo aceptar tu luz atravezandome el alma, tus caricias golpeandome el corazon, tu silencio ensordeciendo mis oídos, refuto este cardumen de sentimientos, niego este alfabeto de simbolos entre tu y yo y me deslindo de la idea de creer que realmente existes, pero porfavor apaga la luz que ya es hora de dormir...



Tal vez esta noche no es noche,
debe ser un sol horrendo, o
lo otro, o cualquier cosa.
¡Qué sé yo! Faltan palabras,
falta candor, falta poesía
cuando la sangre llora y llora!


¡Pudiera ser tan feliz esta noche!
Si sólo me fuera dado palpar
las sombras, oír pasos,
decir "buenas noches" a cualquiera
que pasease a su perro,
miraría la luna, dijera su
extraña lactescencia tropezaría
con piedras al azar, como se hace.


Pero hay algo que rompe la piel,
una ciega furia
que corre por mis venas.
¡Quiero salir! Cancerbero del alma.
¡Deja, déjame traspasar tu sonrisa!
¡Pudiera ser tan feliz esta noche!


Aún quedan ensueños rezagados.
¡Y tantos libros! ¡Y tantas luces
¡Y mis pocos años! ¿Por qué no?
La muerte está lejana. No me mira.
¡Tanta vida, Señor!
¿Para qué tanta vida?


Noche
Alejandra Pizarnik

viernes, 26 de agosto de 2011

29

...hoy aquí que me encuentro,
tan cerca de mi y de lo que vive dentro,
un destino, un sol, una hoja al viento,
un ir y venir dentro del tiempo,
hoy aquí que llego lento,
del pasado al presente que hoy ha muerto,
con menos cosas pero mas completo,
digamos que ahora soy mas que esto.
un día normal como los son los otros,
que pasan en silencio sin decir nada
y aunque el tiempo pase sobre nosotros,
hay cosas eternas como una mirada.
un día mas que completa el año,
de lo que ya paso y no hizo daño
el ultimo dos en mi docenario,
un réquiem y un adiós estacionario...




A medianoche, a punto de terminar agosto, pienso con tristeza en las hojas que caen de los calendarios incesantemente. Me siento el árbol de los calendarios.

Cada día, hijo mío, que se va para siempre, me deja preguntándome: si es huérfano el que pierde un padre, si es viudo el que ha perdido la esposa, ¿cómo se llama el que pierde un hijo?, ¿cómo, el que pierde el tiempo? Y si yo mismo soy el tiempo, ¿cómo he de llamarme, si me pierdo a mí mismo?

El día y la noche, no el lunes ni el martes, ni agosto ni septiembre; el día y la noche son la única medida de nuestra duración. Existir es durar, abrir los ojos y cerrarlos.

A estas horas, todas las noches, para siempre, yo soy el que ha perdido el día. (Aunque sienta que, igual que sube la fruta por las ramas del durazno, está subiendo, en el corazón de estas horas, el amanecer.)




sábado, 20 de agosto de 2011

De vuelta en tu mirada (The Beatles X)

...el calor de una lagrima atravesó mi rostro o quizás mi alma completa hasta tocar el suelo, eras tú, la mujer, el amor, la tristeza, el vacio, el abismo, la oscuridad, eras tú sin ti, como una muda de piel en el desierto, como una libélula sin alas o un caparazón a la deriva de un mar desolado, y yo frente a ti sin ti y sin mí, avanzando lentamente hacia el precipicio, al filo del vértigo de extraviarme por completo en la miseria de un sueño que no me pertenecía, pero en el cual estaba atrapado porque te amaba, y porque cuando alguien ama es capaz de arrojarse a cualquier abismo, y decidí arrojarme junto contigo y te llame por tu nombre, ese nombre que avanzaba lentamente por mi garganta y que quemaba la punta de la lengua, Eleonor, y entonces levantaste la mirada como escapando de las tinieblas y ahí estaba yo de vuelta en tu mirada, como el reflejo de un fantasma a punto de volver a morir, como si de pronto me fuera a desvanecer en pequeños fragmentos, quizás cenizas, o tal vez hojas al final de un otoño, y tu mirada poco a poco se introdujo en mi junto con la sensación de verte ahí sentada en aquella banca donde tú no estabas y donde el tiempo se balanceaba en las copas de los arboles que daban sombra a aquel lugar, pero no hay eclipses eternos y poco a poco la luz fue regresando a tus ojos, las nubes a los cielos, el tiempo a los relojes, las aves a sus nidos, y mi alma a mi cuerpo, y de pronto dijiste mi nombre, que sonó como el eco de una gota de agua dentro de una cueva oscura, y el silencio escapo de aquel lugar, mas no había mas palabras en ese momento que nuestros nombres retumbando en nuestros adentros, y aquel momento se convirtió en un abrazo, mis brazos abarcando tu existencia, tu frio saciándose con mi calor y tu corazón muy cerca del mío, latiendo como un verso en el poema de un desesperado que pide ayuda...



Miseria


El mundo me trata mal, qué desgracia.
Soy de esa clase de tipos
que no acostumbraba a llorar.
Pero ahora el mundo me trata mal, que desgracia.
La he perdido con toda seguridad
y no la veré más;
mi vida va a ser una cárcel, una desgracia.
Me acordare de todas las pequeñas cosas que hemos hecho.
¿No comprende que se quedara completamente sola?
Haced que vuelva a mi,
porque todos pueden ver
que seré desgraciado sin ella.
Me acordare de todas las pequeñas cosas que hemos hecho, ella
también recordara
y se sentirá sola, muy sola.
Haced que vuelva a mi,
porque todos pueden ver
que sin ella seré desgraciado.




Ayuda


¡Socorro! necesito a alguien
¡Socorro! no a cualquiera
¡Socorro! sabes que necesito a alguien
¡Socorro!
Cuando era más joven, mucho más joven que ahora
Nunca necesitaba la ayuda de nadie
Pero esos días ya pasaron y ahora no estoy. tan seguro de mí mismo
Veo que mis ideas han cambiado
He abierto las puertas
Ayúdame si puedes, me siento deprimido
Y apreciaría tu compañía
Ayúdame a poner los pies en el suelo
Por favor, por favor, ¿no me ayudarás?
Ahora mi vida ha cambiado tanto
Mi independencia parece desvanecerse en una neblina
A veces me siento tan inseguro
Sé que te necesito
Como nunca antes te había necesitado
Ayúdame si puedes, me siento deprimido
Y apreciaría tu compañía
Ayúdame a poner los pies en el suelo
Por favor, por favor, ¿no me ayudarás?
Cuando era más joven, mucho más joven que ahora
Nunca necesitaba la ayuda de nadie
Pero esos días ya pasaron y ahora no estoy tan seguro de mí mismo
Veo que mis ideas han cambiado
He abierto las puertas
Ayúdame si puedes, me siento deprimido
Y apreciaría tu compañía
Ayúdame a poner los pies en el suelo
Por favor, por favor, ¿no me ayudarás?
Ayúdame, ayúdame.




De mi para ti


Si hay algo que quieras
Si hay algo que yo pueda hacer
Sólo tienes que pedírmelo y te lo enviaré
Con amor, de mí para ti
Tengo todo lo que quieras
Como un corazón que es, oh, tan fiel
Sólo tienes que pedírmelo y te lo enviaré
Con amor, de mí para ti
Tengo unos brazos que anhelan abrazarte
Y tenerte a mi lado
Tengo unos labios que anhelan besarte
Y tenerte contenta
Si hay algo que quieras
Si hay algo que yo pueda hacer
Sólo tienes que pedírmelo y te lo enviaré
Con amor, de mí para ti
Tengo unos brazos que anhelan abrazarte
Y tenerte a mi lado
Tengo unos labios que anhelan besarte
Y tenerte contenta
Si hay algo que quieras
Si hay algo que yo pueda hacer
Sólo tienes que pedírmelo y te lo enviaré
Con amor, de mí para ti

The beatles

sábado, 6 de agosto de 2011

Alúd

...viene cayendo del cielo al infierno un monstruo gigante que desconoce el suelo, muy cara es la deuda que cobra el invierno, del demonio varado en el umbral de la suerte, una mentira mas del que mejor miente, ahora sabrás lo que se siente, estar en las garras de un Dios silente, que ha devorado a tantos sin darles muerte, que los mantiene vivos para seguir saboreando, las delicias del pobre que nunca crece, al que todo le afecta, el que todo padece, ahora es el tiempo en donde la verdad carece, de verdaderos culpables que nunca aparecen, el alud se acerca a los pies del hastió, llevándose todo lo que esta en el camino, figuras que emergen a la luz del vecino, que con sus migajas destruye a los que llama amigos, pequeños y grandes abrojos y pinos todos arrastrados hacia el mismo destino, tiembla la esfera figura celeste que rueda en la avalancha de lo que ahora acontece, tu deuda es mas grande de lo que parece, porque el miedo es la mejor arma del que siempre apetece...



Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana. Al fin del milenio, el mundo al revés está a la vista: es el mundo tal cual es, con la izquierda a la derecha, el ombligo en la espalda y la cabeza en los pies.


Libro con grabados de José Guadalupe Posada en la editorial Siglo XXI.


Fragmento …


Educando con el ejemplo


La escuela del mundo al revés es la más democrática de las instituciones educativas. No exige examen de admisión, no cobra matrícula y gratuitamente dicta sus cursos a todos y en todas partes, así en la tierra como en el cielo: por algo es hija del sistema que ha conquistado, por primera vez en toda la historia de la humanidad, el poder universal.


En la escuela del mundo al revés, el plomo aprende a flotar y el corcho, a hundirse. Las víboras aprenden a volar y las nubes aprenden a arrastrarse por los caminos.


Los modelos del éxito


El mundo al revés premia al revés: desprecia la honestidad, castiga el trabajo, recompensa la falta de escrúpulos y alimenta el canibalismo. Sus maestros calumnian a la naturaleza: la injusticia, dicen, es ley natural. Milton Friedman, uno de los miembros más prestigiosos del cuerpo docente, habla de «la tasa natural de desempleo». Por ley natural, comprueban Richard Herrnstein y Charles Murray, los negros están en los más bajos peldaños de la escala social. Para explicar el éxito de sus negocios, John D. Rockefeller solía decir que la naturaleza recompensa a los más aptos y castiga a los inútiles; y más de un siglo después, muchos dueños del mundo siguen creyendo que Charles Darwin escribió sus libros para anunciarles la gloria.


¿Supervivencia de los más aptos? La aptitud más útil para abrirse paso y sobrevivir, el killing instinct, el instinto asesino, es virtud humana cuando sirve para que las empresas grandes hagan la digestión de las empresas chicas y para que los países fuertes devoren a los países débiles, pero es prueba de bestialidad cuando cualquier pobre tipo sin trabajo sale a buscar comida con un cuchillo en la mano. Los enfermos de la patología antisocial, locura y peligro que cada pobre contiene, se inspiran en los modelos de buena salud del éxito social. Los delincuentes de morondanga aprenden lo que saben elevando la mirada, desde abajo, hacia las cumbres; estudian el ejemplo de los triunfadores y mal que bien hacen lo que pueden para imitarles los méritos. Pero «los jodidos siempre estarán jodidos», como solía decir don Emilio Azcárraga, que fue amo y señor de la televisión mexicana. Las posibilidades de que un banquero que vacía un banco pueda disfrutar, en paz, del fruto de sus afanes son directamente proporcionales a las posibilidades de que un ladrón que roba un banco vaya a parar a la cárcel o al cementerio.


Cuando un delincuente mata por alguna deuda impaga, la ejecución se llama ajuste de cuentas; y se llama plan de ajuste la ejecución de un país endeudado, cuando la tecnocracia internacional decide liquidarlo. El malevaje financiero secuestra países y los cocina si no pagan el rescate: si se compara, cualquier hampón resulta más inofensivo que Drácula bajo el sol. La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado. Los organismos internacionales que controlan la moneda, el comercio y el crédito practican el terrorismo contra los países pobres, y contra los pobres de todos los países, con una frialdad profesional y una impunidad que humillan al mejor de los tirabombas.


El arte de engañar al prójimo, que los estafadores practican cazando incautos por las calles, llega a lo sublime cuando algunos políticos de éxito ejercitan su talento. En los suburbios del mundo, los jefes de Estado venden los saldos y retazos de sus países, a precio de liquidación por fin de temporada, como en los suburbios de las ciudades los delincuentes venden, a precio vil, el botín de sus asaltos.


Los pistoleros que se alquilan para matar realizan, en plan minorista, la misma tarea que cumplen, en gran escala, los generales condecorados por crímenes que se elevan a la categoría de glorias militares. Los asaltantes, al acecho en las esquinas, pegan zarpazos que son la versión artesanal de los golpes de fortuna asestados por los grandes especuladores que desvalijan multitudes por computadora. Los violadores que más ferozmente violan la naturaleza y los derechos humanos, jamás van presos. Ellos tienen las llaves de las cárceles. En el mundo tal cual es, mundo al revés, los países que custodian la paz universal son los que más armas fabrican y los que más armas venden a los demás países; los bancos más prestigiosos son los que más narcodólares lavan y los que más dinero robado guardan; las industrias más exitosas son las que más envenenan el planeta; y la salvación del medio ambiente es el más brillante negocio de las empresas que lo aniquilan. Son dignos de impunidad y felicitación quienes matan la mayor cantidad de gente en el menor tiempo, quienes ganan la mayor cantidad de dinero con el menor trabajo y quienes exterminan la mayor cantidad de naturaleza al menor costo.


Caminar es un peligro y respirar es una hazaña en las grandes ciudades del mundo al revés. Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen. El mundo al revés nos entrena para ver al prójimo como una amenaza y no como una promesa, nos reduce a la soledad y nos consuela con drogas químicas y con amigos cibernéticos. Estamos condenados a morirnos de hambre, a morirnos de miedo o a morirnos de aburrimiento, si es que alguna bala perdida no nos abrevia la existencia.


¿Será esta libertad, la libertad de elegir entre esas desdichas amenazadas, nuestra única libertad posible? El mundo al revés nos enseña a padecer la realidad en lugar de cambiarla, a olvidar el pasado en lugar de escucharlo y a aceptar el futuro en lugar de imaginarlo: así practica el crimen, y así lo recomienda. En su escuela, escuela del crimen, son obligatorias las clases de impotencia, amnesia y resignación. Pero está visto que no hay desgracia sin gracia, ni cara que no tenga su contracara, ni desaliento que no busque su aliento. Ni tampoco hay escuela que no encuentre su contraescuela.




Eduardo Galeano: Patas arriba. La escuela del mundo al revés



Cómo entender la crisis económica
En el mundo al revés, parafraseando a Eduardo Galeano, el mundo produce más de lo que consume; este problema aparentemente sencillo, quita el sueño a economistas y políticos de todos lados. Hasta ahora, Estados Unidos funcionó como locomotora de la economía mundial a través de su consumo, pero esto se hizo sobre la base de su endeudamiento, cuyo montó llega casi a los 15 billones de dólares, y necesita ampliarse más para generar nuevo consumo”, sostuvo a AIM el coordinador del proyecto de extensión Por una Nueva Economía Humana y Sustentable, Luis Lafferriere.
Related Posts with Thumbnails