sábado, 31 de julio de 2010

Libertad

...la libertad no solo evoca el espacio, ni se aferra a cuestiones temporales, la libertad va mas allá de muros y fronteras y de penas capitales, no sueña con ir mas allá de las estrellas, no necesita puertas, mucho menos estatuas sin pena, ni paginas en los libros de historia, la libertad no tiene memoria, la libertad no es solo una condición, mas bien debe ser una elección, un acto voluntario, mucho mas que un escenario, una condena al valor, la libertad no vive afuera de la cárcel, ni se esconde en las sueños de los libertadores, la libertad no solo es para triunfadores, la libertad es una mentira convertida en verdad, la libertad es volar, la libertad es brincar, la libertad es escapar de lo que parece tan normal, sin voltear nunca para atrás, la libertad es fugas, pero una a una es eterna, la libertad es un poema mas que un lema, una lección que todos tendríamos que pasar, la libertad es ser nosotros mismos cuando el mundo quiere que seamos alguien mas...



Los presos políticos uruguayos no pueden hablar sin permiso, silbar, sonreír, cantar, caminar rápido ni saludar a otro preso. Tampoco pueden dibujar ni recibir dibujos de mujeres embarazadas, parejas, mariposas, estrellas, ni pájaros.

Didaskó Pérez, maestro de escuela, torturado y preso por tener ideas ideológicas, recibe un domingo la visita de su hija Milay, de cinco años. La hija le trae un dibujo de pájaros. Los censores se lo rompen a la entrada de la cárcel. Al domingo siguiente, Milay le trae un dibujo de árboles. Los árboles no están prohibidos, y el dibujo pasa. Didaskó le elogia la obra y le pregunta por los circulitos de colores que aparecen en las copas de los árboles, muchos pequeños círculos entre las ramas: - ¿Son naranjas? ¿Qué frutas son? La niña lo hace callar: -Ssshhhh. Y en secreto le explica: - Bobo. ¿No ves que son ojos? Los ojos de los pájaros que te traje a escondidas.

jueves, 29 de julio de 2010

Amor de instante

...nació el amor y se esfumo,
 ante el sorprendente asombro,
del tiempo que se conformo,
ha esperar pronto el zozobro.

de sus ojos brotaban miradas,
casi todas del mismo color,
de los mios centellas disfrazadas,
que se estrellaban en mi estupor,

me apuntaba con una sonrisa bien dibujada,
yo me escondía detrás de un gesto de admiración,
sus movimientos como los de una bella balada,
los mios podían desafinar cualquier canción.

la tuve en mis brazos quizás por un segundo,
lo que duran los sueños en una escena de amor,
pero al despertar de ese sueño tan profundo,
aparecí en un pensamiento desolador,

no podía dejarla ir sin que supiera,
que el destino había cumplido su misión,
de encender en nuestras almas la hoguera,
para que aprovecháramos la ocasión.

pero el alarido en mi garganta enmudeció,
no fui capas de avanzar ni un centímetro hacia ella,
la esperanza de tenerla pronto se desvaneció,
y de mis brazos se escurría una hermosa estrella.

en un amor de instante se convirtió,
lo mas bello y sublime que había visto hasta ese día.
no tengo idea hacia donde ella partió,
pero si se que algún día nos volverá a encontrar la vida.



Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.


Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?


Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
-quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún "lo siento"
o el sonido de "se ha equivocado" en el teléfono-,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.


Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,


una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,


que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.


Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?


Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.


Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.
Todo principio
no es mas que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.


Amor a primera vista
Wislawa Szymborska

domingo, 25 de julio de 2010

Conversacion entre un Ateo, un Creyente, y un Matematico

...el destino de sus vidas los había reunido a compartir el mismo lecho de muerte, tres camas contiguas separadas solo por una cortina corrediza, nadie les acompañaba en ese momento que sabían era el último, un poco de fuerza de vida para tener la última conversación de sus vidas, irónico es pensar que al nacer llegamos junto con otros, y que al irnos sucede exactamente igual, en fin cosas de la vida y de la muerte.

Ateo: y pensar que aquí acaba todo, que no hay más que esto a lo que llamamos vida, que no hay oportunidad de regresar al pasado, a quizás corregir alguna cosa, hoy eso no tiene sentido, la casi muerte nos prepara para la inexistencia, no hay mas futuro que este, nuestro presente.

-Una voz sonó del otro lado de la cortina

Creyente: debe ser difícil pensar en ello, cuando no hay esperanza, para los que creemos en Dios toda la vida se nos prepara inconscientemente para este momento, aunque aún existe el vértigo de aventarte a un abismo en el cual no sabes que hay en el fondo, sabes que eso dependió de ti toda la vida.

-repuso otra voz del otro lado de la cama.

Matemático: no hay nada de lo que podamos estar seguros, cualquiera de sus nociones contiene un grado de certeza, y esta pronto la sabremos, lo que no es improbable es que nuestros relojes pararan para siempre, al menos los de esta vida, y aunque no estoy seguro de que exista algo mas allá de esto, las probabilidades siempre suponen más de una opción.

Ateo: ¿porque debemos de creer que no nos es suficiente una vida? la creencia de que habrá algo mas después de nuestras muerte, sería entonces una afirmación de que no nos fue suficiente una vida para vivir, y me refiero a vivir plenamente, a haber exprimido la esencia de cada segundo de nuestra existencia, la real, la que si conocimos, y en la que aun existimos.

Creyente: quizás nos fue suficiente a nosotros, pero piensa en los que no han tenido esta oportunidad, ¿será la vida tan injusta como para no brindarles otra oportunidad? la fe está sustentada en la esperanza general, repartida en igual proporción para todos y en ella la oportunidad de alcanzarla bajo nuestro propio esfuerzo.

Matemático: la vida es en sí una sumatoria de acontecimientos unos buenos y otros malos, según el peso especifico que ocuparon en su momento, ya el que ha logrado llegar a nacer ha hecho su mejor esfuerzo, pues de tantos que pudiéramos ser solo estamos los que pudimos llegar, no es lo mismo para cuando nos vamos, pues el reloj de la vida es muy particular.

Ateo: Aun en estos momentos me resulta absurdo pensar, que por no tener esperanza alguien me vaya a juzgar, ya espere lo suficiente y en este momento no me ha de llegar, el pensamiento incompleto que me haga de opinión cambiar, no temo a dejar de existir porque cuando pude me ocupe de vivir, quizás me falto tiempo, pero eso es parte del existir, nunca estaremos contentos con lo que se nos da, por eso inventamos cosas más grandes como Dioses que trabajan para nosotros a nuestra voluntad.

Creyente: Tu voluntad te fue otorgada, así como tu libertad, y es por eso que pudiste saber elegir entre el bien y el mal, y en medio de esa gran línea pudiste haber encontrado el amor, pero no el puro y eterno, mucho menos el efímero, si no el que te condena a dudar, el que te invita a permitirle a tus pensamientos el soñar, que quizás hay algo más.

Ateo: No dudo de lo que pienso, mas no afirmo que mis pensamientos sean los correctos, de alguna manera todos vivimos en diferentes contextos, y en el mío la razón siempre ocupo el primer lugar.

Matemático: No hay razón que no venga precedida de alguna duda, la solución de un problema siempre supone la existencia del mismo, nuestra vida aun es un acertijo sin resolver, y la incógnita de la vida posiblemente solo encuentra la solución en la muerte.

Creyente: La fe me dio tantas cosas, quizá para alguien sin Dios no tengan sentido, pero el encuentro con Dios es personal, y sucede que a veces no nos basta una vida para darnos cuenta de las llamadas a ese encuentro, la muerte es la última llamada a este acto, el azar puede ser tan divino como la misma perfección, y al final mi elección fue creer que esta Dios.

Matemático: Si Dios existe es el gran maestro de las Matemáticas, el orden del universo no se puede explicar de otra forma, las matemáticas están en toda la naturaleza, y son el principio filosófico y estético de todas las cosas, quien descubre su delicada armonía descubre un nuevo escalón hacia ese gran maestro.

Ateo: No hay razón que me permita contradecirles, si existe un Dios estoy seguro que no es como el que las religiones han planteado, tanto poder ha causado tanto dolor, y tanto dolor no puede venir de un ser que presume su gran amor.

Creyente: El dolor es consecuencia de nuestra imperfección pero el mismo nos permite distinguir entre lo que nos daña y lo que no, la mayoría descubrimos que el fuego quema porque en alguna ocasión nos habremos quemado, el dolor es un regalo piadoso del creador.

Ateo: no creo que exista un Dios que necesita el dolor para senitrse amado.


Ateo: "Aunque quizás exista un Dios que no necesita solo Amor"

Creyente: "Ó quizás el amor no necesite un Dios para existir"

Matemático: "Que va, se necesitan los dos".


Durante la Séptima Cruzada, al mando de San Luis, Yves le Breton contó que se había encontrado en cierto momento con una anciana que vagaba por las calles con un plato en su mano derecha, del que salían llamaradas, y con un cuenco lleno de agua en su mano izquierda. Al preguntarle la razón por la que llevaba las dos vasijas respondió que con las llamas iba a prender fuego al Paraíso hasta que no quedara ni rastro de él y con el agua iba a apagar las llamas del Infierno hasta que no quedara ni rastro de ellas, «porque no quiero que nadie haga el bien con el fin de ganarse la recompensa del Paraíso o por miedo al Infierno, sino sola y exclusivamente por amor a Dios». Hoy por hoy, esta actitud ética, verdaderamente cristiana, se mantiene viva principalmente en el ateísmo.

Los fundamentalistas realizan lo que ellos consideran que son buenas acciones con el fin de cumplir la voluntad de Dios y obtener la salvación; los ateos las realizan simplemente porque eso es lo que hay que hacer. ¿Acaso no es ésta nuestra experiencia más elemental de moralidad? Cuando realizo una buena acción, no la hago con las miras puestas en ganarme el favor de Dios; actúo así porque, en caso contrario, no soportaría mirarme al espejo.Por definición, una acción moral encierra en sí misma su propia recompensa. David Hume, que era creyente, insistió en este punto de un modo absolutamente conmovedor cuando escribió que la única forma de demostrar un respeto auténtico por Dios era actuar moralmente sin tener en cuenta la existencia del mismo.

Defensores de la fe.
Por Slavoj Žižek | 12.Marzo.2006


No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.


No me mueve, mi Dios, para quererte
Santa Teresa de Ávila

Usted tiene dos cosas que perder: la verdad y el bien, y dos cosas que comprometer: su razón y su voluntad, su conocimiento y su bienaventuranza; y su naturaleza posee dos cosas de las que debe huir: el error y la miseria. Su razón no está más dañada, eligiendo la una o la otra, puesto que es necesario elegir. He aquí un punto vacío. ¿Pero su bienaventuranza? Vamos a pesar la ganancia y la pérdida, eligiendo cruz (de cara o cruz) para el hecho de que Dios existe. Estimemos estos dos casos: si usted gana, usted gana todo; si usted pierde, usted no pierde nada. Apueste usted que Él existe, sin titubear. Pensamientos.

La apuesta de Pascal
Blaise Pascal (1670)

sábado, 24 de julio de 2010

Duelo

...no puedo decirte adiós, pero esto ya parece un duelo, duelo de ausencia, duelo de brasas que se convierten en cenizas, duelo con ganas de caricias, duelo que teme a un adiós, duele tanto esta ceguera, que nos a hundido en un abismo, tan profundo, tan oscuro, tan cercano al dolor, no tenerte es mi delirio, no sentir ya tu suspiros, extraviarte en mis caminos, apagarte cuando te olvido, ¿donde esta el amor? ¿donde lo hemos perdido? ahora ya no somos dos, ni el uno que un día fuimos, se enfriaron nuestras almas, la distancia las acuchillo, hoy es tan difícil encontrarte, aunque se que de mi pecho no te has ido, aveces quisiera gritarte, y que contestaras con un "si yo también lo he sentido" pero el tiempo quizás atrás nos dejo, en el momento en el que nos conocimos sin nosotros mismos, hoy te extraño mas que a nada, este silencio nos ha confundido, yo quisiera que pasara, como pasa el viento de un suspiro, yo quisiera volver a ser tu aliento, y que estés conmigo cuando respiro, decirte otra vez lo mucho que sueño contigo, y decirte que sin ti estoy perdido, solo, triste y aburrido, varado en una nube en el cielo del olvido, nuestras manos quizás nunca debieron separarse, muchos menos nuestros corazones, ahora saben que aun sin nosotros pueden levantarse, aunque anden por la vida tan perdidos, hoy quisiera en mis sueños encontrarte, suponer que esto que pasa es un suspiro, una jugarreta quizás del destino, y que al despertar siguiéramos juntos por el mismo camino...



¡Adiós, fantasía mía!

¡Adiós, Fantasía mía!
¡Adiós, querida compañera, amor mío!
Me voy, no sé adónde
ni hacia qué azares, ni sé si te volveré a ver jamás.
¡Adiós, pues, Fantasía mía!

Déjame mirar atrás por última vez.
Siento en mí el leve y menguante tic tac del reloj.
Muerte, noche, y pronto se detendrá el latir de mi corazón.

Durante mucho tiempo hemos vivido, gozado, y acariciado juntos,
en deliquio.
Ahora hemos de separarnos. ¡Adiós, Fantasía mía!

Pero no nos apresuremos.
Largo tiempo, ciertamente, hemos vivido, dormido, nos hemos
mezclado el uno con el otro.
Si morimos, pues, moriremos juntos (sí, continuaremos
siendo uno),
si vamos a algún sitio, iremos juntos a afrontar lo que ocurra:
quizás seremos más libres y alegres, y aprenderemos algo,
quizás me estés ya guiando hacia las verdaderas canciones,
(¿quién lo sabe?),
quizás eres tú el mortal pomo de la puerta que deshace, gira...
Finalmente, pues, te digo:

ADIÓS! ¡SALUD, FANTASÍA MÍA!

¡Adiós fantasía mía!
Walt Whitman

miércoles, 21 de julio de 2010

Vestigios del alma (II): La cerca

...no lo recuerdo muy bien pero aun la recuerdo, entre el olor de arboles de guayabas, mandarinas y mangos, en el patio arbolado de la vis abuela, las hormigas, las mariposas, los gusanos, las luciérnagas, todas reales también compartían mi reino imaginario, donde mis juguetes cobraban vida, donde luchadores de plástico peleaban contra tortugas ninja, robots, extraterrestres y otros mas, donde había suficiente tierra para hacer hoyos para jugar a las canicas, o hacer mis súper pistas para que mis carritos corrieran a toda velocidad, pero un día fue diferente, el pelo de una niña corto la brisa que asistía todas las tardes a aquel patio, que provoco que mi corazón de niño latiera de forma extraña, extraña para un niño que aun no entiende del amor, era la nieta de la vecina, Dianita era su nombre, no sé si la recuerde más bella de lo que era, o si mis recuerdos se equivocan y aun era más bella, ojos verdes llenos de brillo, cara creo de ángel aunque nunca había visto uno, olía a fresa y parecía princesa, hoyuelos en las mejillas de color caramelo, su imagen se incrusto en mi mente, los extraños insectos que empiezan a brincar en los estómagos de las personas, hicieron lo propio, muchos dicen que son mariposas, yo prefería creer que eran libélulas, me recuerdo esa noche sin poder pensar más que en ella, en sus esos ojos, es sus mejillas rosadas, esperando amanecer al otro día y que por casualidad otra vez aquella niña anduviera por el patio de su abuela, una cerca de esas que parecen inspiradas en las colmenas de las abejas dividía ambos patios, el mío parecía ser un campo de batalla, el de ella un prado lleno de margaritas y violetas, y de girasoles cuando estaba ella, y como lo había esperado ella ahí estaba jugando a la bailarina, y yo quería mostrarle que yo era un súper héroe, pero no fui capaz de hablarle ese día, aunque mis ojos no pudieron dejarla de ver, hasta el ritual de la noche en que otra vez no podía pensar en otra cosa que no fuera esa niña, esos ojos, esas mejillas, en que mas puede pensar un niño acerca de una niña, ¿Que me pasaba? en la escuela los otros niños me habían enseñado que las niñas no eran seres de fiar, pero yo creo que ellos no habían conocido a una niña como ella, elaboraba con mi mente de niño planes fantásticos para hablarle y llamar su atención, fue esos días que entendí que peinarse no solo era una obligación que mi mama me quería imponer, creo que en unos de esos sueños hasta un caballo me compre, uno blanco y enorme capas de brincar la cerca y llegar a esta ella e invitarla a cabalgar por el cielo, fantasías que ahora encuentro tan deliciosas, pero era un niño tímido, y en realidad mis ahorros de mis domingos no me alcanzaban ni para un poni y mucho menos uno que volara, así que dos semanas invente distintas formas de poder decirle hola, aunque todas al siguiente día se convertirían en un fracaso, hasta que un día que decidí reconciliarme con mis juguetes ella se acerco a la cerca y me dijo hola, no sé si el corazón este hecho para brincar tanto pero el mío creo latió mas veces de las que había latido en toda su vida, un hola creo le habré contestado, un hola tartamudo creo, la verdad no lo recuerdo, esa misma noche no lo recordaba, pero su voz me hacía eco aun en los oídos, y a partir de esa día teníamos una hora para llegar hasta la cerca, y platicábamos que se yo, ya no se de que platican los niños, pero platicábamos y reíamos, y el mundo se me iluminaba al verla, y les confieso saben que creo que a ella también al verme, yo pasaba mis días pensando en ella, deseando llegara la hora de volver a aquella cerca, incluso hasta investigue en el pequeño diccionario Larousse la palabra "novia", un día llego ella y me dedico una canción la chica ye ye, la verdad no tenía la idea de lo que significaba en esos tiempos y ahora tampoco pero lo que si se es que no había duda mi corazón era suyo y mi mente, y mis sueños de niño, y aprendí a escribirle en papel, y ella me cantaba y yo le escribía cosas que después sabría que eran poemas, y así fue durante un verano en el que recuerdo el amor toco la cerca de mi patio, y mi mundo de niño de pronto cambio, hasta que el verano acabo y ella regreso con sus padres, pero un día antes de su partida, le escribí este poema:

De todas las flores del patio de tu abuela,
Tú eres la más hermosa que lo adorna,
mi corazón siente que contigo vuela,
cada que tu cara por la cerca se asoma,
no quiero nunca que te vayas,
ni que hagas como las estrellas,
mejor quédate a ser mi novia,
hasta que la cerca un dia se caiga.

La tarde antes de irse, asistió como todos los días a la cerca y me dijo que aceptaba ser mi novia, pero que no podía dejar de irse, ese fue el ultimo día que la vi pero lo cierto es que aun seguimos siendo novios...



Las noche son un mar de oleaje turbo que a veces me traenrecuerdos
y que recuerdos los que vuelan esta noche,
de donde hace tantos años se habían quedado durmiendo
recuerdos que me van llegando oleadas y sugieren otros tiempos
tiempos de más,
facilidad es la palabra que hoy me falta y que hace tanto nocomprendo
no tengo más que un vago sentimentalismo dulce y triste peroviejo,
viejo como el viejo sabor de viejas lágrimas
y viejo, como el muro de su casa donde aparecía corriendo de lamano de su hermana

y sobre todo lo entiendo que quiere alguien con 10 años.
Como me gustaba Julieta araran
En ese entonces todo venía en otros nombres, desde el amarla ensecreto
Has de vivir con la confianza en me amaba tras de sus ojosrisueños
Siempre se resumía en la frase acostumbrada aaa
Y para mí todo lo envolvía en tres palabras ciertas como laverdad,
Me gustaba Julieta araran
Me gustaba Julieta araran dararan
Me gustaba Julieta
cuando iba mirando a cualquier sitio sin hacerlo
cuando imaginaba y se peinaba los cabellos negros
negros como noches y largos, largos como inviernos
que nunca acababan de estar cerca ni estar lejos
sólo iban, sólo a mi lado y a mi lado les recuerdos
Me gustaba Julieta
cuando imaginaba que le amaba de hace tiempo
cuando me escribió que era su amor
cuando lo entiendo y además cuando como hoy lo rememoro
dulce y triste como lágrimas y besos
de mejilla y de la infancia y de hace mucho tiempo atrás
Me gustaba Julieta
cuando murió su papá y se lo dijeron
cuando en la sorpresa soltó el llanto
y el cuaderno en donde decía que me amaba
siempre y cuando fuera eterno como el sol
Me gustaba Julieta
cuando la llevaron a vivir con sus abuelos
cuando dejó de ir a clases con su hermana
cuando una tarde como cualquier tarde gris se me fue muy lejos
lejos más allá de donde van todos los sueños
que han venido desde entonces y esta noche me repiten que de niñoy en las tardes
Me gustaba Julieta araran
Me gustaba Julieta araran dararan
Me gustaba Julieta araran
Julieta dan dan dan dan dan

Fernando Delgadillo
Julieta

martes, 20 de julio de 2010

Vestigios del alma (I): Pedazos del pasado

 ...a través de nuestras vidas extraviamos tantos recuerdos, conforme abrimos y cerramos puertas vamos perdiendo piezas de nuestro pasado, nuestra memoria manda a archivo muerto sucesos importantes de nuestro ser, aveces quizás eslabones importantes de nuestra existencia, es cuando el pasado comienza a existir pero también se va difuminando, los rostros pierden sus contornos, las palabras van enmudeciendo poco a poco, las imagenes aparecen como una película que ha perdido parte de su cuerpo, y así el pasado real se vuelve a reconstruir con imagenes del presente, como si parcharamos el rollo de una película antigua con pedazos de nuestro yo presente, nos convertimos en mezclas heterogeneas de pasados con presentes, retazamos nuestra historia, corregimos el boceto de nuestra mayor obra maestra: la vida misma, solo el tiempo no nos reconoce, porque ha sido el único testigo fiel de nosotros mismos, nos erigimos con nuestras propias cenizas, construimos rascacielos sobre nuestras ruinas, edificamos el presente con vestigios de nuestra alma, esa que quizás ahora solo sea un fantasma de antaño, el susurro de un viento de otros tiempos, o quizás porque no una sucesión de presentes perfectos continuos que al dar un paso, se convierten en pasado...


“Ya ves, continuamos viviendo cada uno a su manera, incluso ahora”, pensé. Por profunda y fatal que sea la pérdida, por importante que sea lo que nos han arrancado de las manos, aunque nos hayamos convertido en alguien completamente distinto y sólo conservemos, de lo que antes éramos, una fina capa de piel, a pesar de todo, podemos continuar viviendo, así, en silencio. Podemos alargar la mano e ir tirando del hilo de los días que nos han destinado, ir dejándolos luego atrás. En forma de trabajo rutinario, el trabajo de todos los días…, haciendo, según cómo, una buena actuación. Al pensarlo, me sentí terriblemente vacío.”



Sputnik, mi amor
Haruki Murakami

martes, 13 de julio de 2010

Si el amor es, será.

...si el amor es, será, y si no es pasara, pero si pasa y sigue siendo, eso es algo por lo que no quiero pasar, porque si pasa no se que me pasara, dicen que el tiempo pasa, y pasa que no quisiera que pasara sin ti, pero que puedo hacer con esto que esta pasando, un frio oscuro se ha ensañado con nosotros, y nosotros tanto que hablábamos de amor, y amor es lo que ahorita quisiera escuchar, como una palabra que se aferra al viento y se convierte en eco, si un viento te lleva espero haya un viento que te pueda regresar, no tienes que regresar si no te vas, si te vas procura no dejarme conmigo, y por favor no te lleves mi contigo, porque contigo aprendí a ser mas de lo que soy, y ser es algo que necesita dedicación, hoy me dedicare a decirte de mil formas que no te vallas, y valla que necesito hacerlo, porque te necesito, no es que el cielo sea mas oscuro, si no que estoy seguro que después de ti no hay cielo, o quizás no ganas de voltear a verlo, no quiero voltear atrás sin encontrarte, porque en algún momento tuve la necesidad de borrarte, no quiero momentos sin ti, ni futuros que al otro día no vuelvan a surgir, no quiero vivir, y no me refiero a esa acción de respirar, y moverme en el mundo, si no a dejar de existir en nuestro mundo, ese que hoy se torna intermitente, que se pinta de incertidumbre, que dibuja un adiós en el espacio, en ese espacio que creímos siempre nos mantendría juntos, y junto a esta suplica hoy me he sentado en la banqueta, a esperar que de repente el amor otra vez aparezca, que lo traigas aferrado a un abrazo, a una insinuación de que esto pasa, y pasa porque así es el amor...


Amor mío, mi amor, amor hallado

de pronto en la ostra de la muerte.

Quiero comer contigo, estar, amar contigo,

quiero tocarte, verte.



Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo

los hilos de mi sangre acostumbrada,

lo dice este dolor y mis zapatos

y mi boca y mi almohada.



Te quiero, amor, amor absurdamente,

tontamente, perdido, iluminado,

soñando rosas e inventando estrellas

y diciéndote adiós yendo a tu lado.



Te quiero desde el poste de la esquina,

desde la alfombra de ese cuarto a solas,

en las sábanas tibias de tu cuerpo

donde se duerme un agua de amapolas.



Cabellera del aire desvelado,

río de noche, platanar oscuro,

colmena ciega, amor desenterrado,



voy a seguir tus pasos hacia arriba,

de tus pies a tu muslo y tu costado.

Amor mio, mi amor.
Jaime Sabines

sábado, 10 de julio de 2010

Vigilia

...quiero dar fin a esta vigilia, volver a sopesar mis sueños y empezar a caminar, reponerme de este idilio huérfano de motivos, lleno de espacios vacíos, y vació de mentiras que saben a verdad, detener este tiempo de momentos fríos, de días lentos, de caminos sin sentido, quiero tirar las promesas, arrojarlas a la suerte del viento, y tirar sus cenizas al mar, esfumar de tajo las memorias , desconectar de mi los recuerdos, apagar la realidad, esa realidad que se ha forjado de ilusiones, que se ha alimentado de ausencias, que hoy se quiere suicidar, hoy me quedo en lontananza de un horizante lejano, junto a un futuro minusválido, y un día que nunca anocheció, hoy que el tiempo no llego a la cita del destino, que no hay mas allá del camino, y que ya no puedo caminar mas...



La sombra de mi alma
huye por un ocaso de alfabetos,
niebla de libros
y palabras.
¡La sombra de mi alma!
He llegado a la línea donde cesa
la nostalgia
y la gota de llanto se transforma
alabastro de espíritu.
(¡La sombra de mi alma!)
El copo del dolor
se acaba,
pero queda la razón y la sustancia
de mi viejo mediodía de labios,
de mi viejo mediodía
de miradas.
Un turbio laberinto
de estrellas ahumadas
enreda mi ilusión
casi marchita.
¡La sombra de mi alma!
Y una alucinación
Me ordeña las miradas.
Veo la palabra amor
desmoronada.
¡Ruiseñor mío!
¡Ruiseñor!
¿Aún cantas?


La sombra de mi alma.
Federico García Lorca

viernes, 9 de julio de 2010

Puedo escribir los versos mas alegres esta noche

...Puedo escribir los versos mas alegres esta noche.

Escribir, por ejemplo: La noche esta enamorada, 
las luciérnagas brillan, como si quisieran ser estrellas.

El viento nómada se detiene a recitar un verso.

Puedo escribir los versos mas alegres esta noche.
Yo la quiero, y ella procura un siempre para quererme.

En las noches como esta la tengo entro los brazos, 
La he besado tantas veces bajo algún tiempo infinito.

Ella me quiere y tantas veces yo la he querido,
como no querer sus pequeños ojos de abismo.

Puedo escribir los versos mas alegres esta noche.
Pensar que la tengo. Sentir que la he vivido.

Disfrutar la noche inmensa, tan inmensa con ella.
Un beso para guardar la calma, y olvidarse del frió

Cuanto quisiera que el amor pudiera salvarla,
Las noches son eternas cuando esta conmigo.

Esto no es todo. Alguien sueña, alguien piensa.
Mi alma esta contenta por haberla tenido.

Cada que la necesito la encuentro en mi mirada, 
Mi corazón sabe donde encontrarla, ella esta conmigo.

La misma noche que hace volar los mismos sueños, 
tu y yo, en este momento no podemos ser mas que uno mismo.

Ahora la quiero y creo que siempre la quise.
Mi destino se paso toda la vida buscándote.

Mía, Mía siempre sera. Como antes de conocerla.
Su luz, piel suave de un sueño infinito.

Ahora la quiero, y quizás después también la quiera.
Es tan grande el amor, pero es enorme cuando estoy con ella.

Porque en noches como esta te tengo entre mis brazos,
Mi alma esta contenta por haberla tenido.

Aunque este sea el ultimo amor que viva en la vida,
y has que mis palabras se apaguen.


Amor, de grano a grano, de planeta a planeta,
la red del viento con sus países sombríos,
la guerra con sus zapatos de sangre,
o bien el día y la noche de la espiga.
Por donde fuimos, islas o puentes o banderas,
violines del fugaz otoño acribillado,
repitió la alegría los labios de la copa,
el dolor nos detuvo con su lección de llanto.
En todas las repúblicas desarrollaba el viento
su pabellón impune, su glacial cabellera
y luego regresaba la flor a sus trabajos.
Pero en nosotros nunca se calcinó el otoño.
Y en nuestra patria inmóvil germinaba y crecía
el amor con los derechos del rocío.

Cien Sonetos de Amor
XXVIII

El mundial de las letras: Mi experiencia

...el mundial de las letras, ha sido para mi un recorrido por el mundo de la literatura universal, un aliciente y una luz esperanzadora en cuanto a la creatividad del ser humano, estas letras se  han convertido en nuevos mundos plasmados en papiros dibujados en los pensamientos de los lectores, confrontados en un mundial de las letras, en una competencia en donde escritores de todos los tiempos y de muchas culturas, han plasmado algo que ha encontrado eternidad en el tiempo, sin duda este viaje me llevo por letras de pensadores que han marcado épocas, de tribus que han pertenecido a este mundo desde tiempos casi tan viejos como la escritura, a meterme en las mentes de otros, he paseado por historias que parecían haber sido nunca contadas, culturas que para mi eran tan desconocidas, 64 encuentros desde el 11 de Junio del 2010 hasta este día en el que he decidido dar por terminado con esta locura que personalmente me ha dejado tanto, definitivamente las palabras pueden hacer mucho por el ser humano y  es por eso que aun sigo creyendo que las letras y las poesías si pueden cambiar el mundo...


"Para que lo que se escribe pueda denominarse literatura es menester que produzca al lector un placer, no sólo por lo que se dice, sino por la manera de decirlo."

Oscar Wilde

"La literatura es siempre una expedición a la verdad."

Franz Kafka

"La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido."

Jorge Luis Borges

"La eternidad es una de las raras virtudes de la literatura"

Adolfo Bioy Casares

"Cada poema es único. En cada obra late, con mayor o menor grado, toda la poesía. Cada lector busca algo en el poema. Y no es insólito que lo encuentre: Ya lo llevaba dentro."

Octavio Paz

“El impulso que lleva al escritor a revelar su secreto forma parte de su oficio, que es comunicar. Es común que el artista, tras su descubrimiento que ha efectuado a solas, quiera de inmediato comunicarlo, así sea oralmente. No importa a cuántos. A alguien. En ese instante no piensa que puedan quitarle un tema, copiarle un desarrollo. El arte es generoso, pródigo, dador, y la verdad es que el secreto del escritor sólo adquiere un sentido cuando se hace público”.
 Mario Benedetti

jueves, 8 de julio de 2010

El Mundial de las Letras: La final (Holanda VS España)

Holanda

Un relojero meticuloso (fragmento)
‘TUVO QUE HABER un tiempo primitivísimo, hace millones de años, en el que el hombre, poco más civilizado que el chimpancé, no supiera contar.

Resulta casi imposible imaginar cómo habrá sido la vida interior del primer homo sapiens cuyo cerebro alcanzara un primigenio estadio de pensamiento racional. Por la noche recordaría aquello que había hecho por la mañana, y se daría cuenta de que unas cosas habían ocurrido antes que otras. Pero cuánto tiempo había pasado exactamente era algo que no podía saber. Es más, ni siquiera podía plantearse esa cuestión.

Ante la pregunta ‘¿cuánto?’, respondería en el mejor de los casos ‘mucho’. O ‘poco’. Muchas generaciones más tarde, todavía no sería capaz de contar más allá de cinco.

Hace millones de años, todos los hombres eran así: incapaces de contar o numerar más de cinco elementos. Cinco dedos de la mano derecha, cinco dedos de la mano izquierda, cinco dedos del pie derecho, cinco dedos del pie izquierdo.’

‘El primero que hiciera seis marcas sobre una roca en lugar de cinco, y que para este total inventara un nombre, fue un genio. Los compañeros de su tribu probablemente le habrán lapidado o quemado vivo. Contar hasta seis se consideraría al principio un sacrilegio, apostaría cualquier cosa. Aquel hombre pretérito que aún no sabía escribir y que a duras penas hacía cálculos numéricos, no tenía pasado. Quizá podía recordar qué cosas habían ocurrido antes de quedarse dormido y qué cosas habían ocurrido después de despertar.

Pero nadie podía decir cuántos días habían pasado desde un suceso concreto. Los días no tenían nombre. Nadie había inventado las horas, las semanas, los meses.’

‘Hasta principios del siglo XX han existido tribus, puede que incluso hoy no del todo desaparecidas, que no pasaban del número cinco.

El mundo de sus ideas es inimaginable. No disponemos de modelos o experiencias que nos permitan comprender tal carencia de conceptos, o entender una vida espiritual con tan pocas nociones.

Sus conocimientos no les permiten contar más de cinco días haciendo cinco muescas en una roca o en el tronco de un árbol.

Si recuerdan haber matado una vez una serpiente muy grande, es imposible para ellos determinar que esto ha ocurrido, por ejemplo, hace ocho días. No conocen ni conciben el concepto ‘ocho’ y, por lo tanto, no pueden medir cantidades de ocho elementos.’ ‘Incluso aunque los miembros más viejos de la tribu se hubieran dado cuenta de que, pongamos por caso, períodos de sequía se alternaban con períodos lluviosos, la regularidad con que se producían estos cambios permanecía para ellos oculta, pues no tomaban notas. No conocían los ciclos del clima. Por eso mantuvieron durante tanto tiempo su confianza en magos que afirmaban poder invocar lluvia durante la sequía, pues tras un período seco tarde o temprano siempre volvía a llover.

De esta forma, la religión mantenía su influencia.’

‘Sin embargo, tenían recuerdos. Sabían encontrar su cueva, o un lugar en el bosque donde crecían algunos frutos. En base a sus experiencias y relatos de sus antecesores, sabían distinguir plantas comestibles de venenosas. Recordaban la forma de resolver todo tipo de problemas cotidianos: sabían hacer fuego, sabían matar animales u otros hombres, conocían el significado de las palabras de su lenguaje. Pero todavía no estaban en disposición de hacer anotaciones que permitieran transmitir ese conocimiento.
En los lugares donde siempre hace buen tiempo, cada nuevo día era en la práctica exactamente igual que el anterior, igual que en un colegio la pizarra borrada no es nueva, sino que sigue siendo la misma de ayer. El sol salía todas las mañanas y se ponía todas las noches. En la oscuridad de la noche los sucesos de ayer, ya de por sí prácticamente idénticos a los de anteayer, perdían definición, se confundían con otros, se olvidaban.

Mientras el hombre no estuviera en condiciones de hacer una marca en la roca por cada día que había pasado, era imposible para él expresar con palabras o determinar la duración del pasado.

España


A un olmo seco

Al olmo viejo, hendido por el rayo


y en su mitad podrido,

con las lluvias de abril y el sol de mayo

algunas hojas verdes le han salido.



¡El olmo centenario en la colina

que lame el Duero! Un musgo amarillento

le mancha la corteza blanquecina

al tronco carcomido y polvoriento.



No será, cual los álamos cantores

que guardan el camino y la ribera,

habitado de pardos ruiseñores.



Ejército de hormigas en hilera

va trepando por él, y en sus entrañas

urden sus telas grises las arañas.



Antes que te derribe, olmo del Duero,

con su hacha el leñador, y el carpintero

te convierta en melena de campana,

lanza de carro o yugo de carreta;

antes que rojo en el hogar, mañana,

ardas en alguna mísera caseta,

al borde de un camino;

antes que te descuaje un torbellino

y tronche el soplo de las sierras blancas;

antes que el río hasta la mar te empuje

por valles y barrancas,

olmo, quiero anotar en mi cartera

la gracia de tu rama verdecida.

Mi corazón espera

también, hacia la luz y hacia la vida,

otro milagro de la primavera.

El Mundial de las Letras (Uruguay VS Alemania)

Uruguay


Bodas de perlas
C'est quand même beau de rajeunir.
RONY LESCOUFLAIR

Después de todo qué complicado es el amor breve
y en cambio qué sencillo el largo amor
digamos que éste no precisa barricadas
contra el tiempo ni contra el destiempo
ni se enreda en fervores a plazo fijo

el amor breve aún en aquellos tramos
en que ignora su proverbial urgencia
siempre guarda o esconde o disimula
semiadioses que anuncian la invasión del olvido
en cambio el largo amor no tiene cismas
ni soluciones de continuidad
más bien continuidad de soluciones

esto viene ligado a una historia la nuestra
quiero decir de mi mujer y mía
historia que hizo escala en treinta marzos
que a esta altura son como treinta puentes
como treinta provincias de la misma memoria
porque cada época de un largo amor
cada capítulo de una consecuente pareja
es una región con sus propios árboles y ecos
sus propios descampados sus tibias contraseñas

he aquí que mi mujer y yo somos lo que se llama
una pareja corriente y por tanto despareja
treinta años incluidos los ocho bisiestos
de vida en común y en extraordinario

alguien me informa que son bodas de perlas
y acaso lo sean ya que perla es secreto
y es brillo llanto fiesta hondura
y otras alegorías que aquí vienen de perlas

cuando la conocí
tenía apenas doce años y negras trenzas
y un perro atorrante
que a todos nos servía de felpudo
yo tenía catorce y ni siquiera perro
calculé mentalmente futuro y arrecifes
y supe que me estaba destinada
mejor dicho que yo era el destinado
todavía no se cuál es la diferencia

así y todo tardé seis años en decírselo
y ella un minuto y medio en aceptarlo


para colmo comí abundantísima lechuga
que nadie había desinfectado con carrel
en resumidas cuentas contraje el tifus
no exactamente el exantemático
pero igual de alarmante y podrido
me daban agua de apio y jugo de sandía
yo por las dudas me dejé la barba
e impresionaba mucho a las visitas

una tarde ella vino hasta mi casa
y tuvo un proceder no tradicional
casi diría prohibido y antihigiénico
que a mi me pareció conmovedor
besó mis labios tíficos y cuarteados
conquistándome entonces para siempre
ya que hasta ese momento no creía
que ella fuese tierna inconsciente y osada

de modo que no bien logré recuperar
los catorce kilos perdidos en la fiebre
me afeité la barba que no era de apóstol
sino de bichicome o de ciruja
me dediqué a ahorrar y junté dos mil mangos
cuando el dólar estaba me parece a uno ochenta

además decidimos nuestras vocaciones
quiero decir vocaciones rentables
ella se hizo aduanera y yo taquígrafo

íbamos a casarnos por la iglesia
y no tanto por dios padre y mayúsculo
como por el minúsculo jesús entre ladrones
con quien siempre me sentí solidario
pero el cura además de católico apostólico
era también romano y algo tronco
de ahí que exigiera no sé qué boleta
de bautismo o tal vez de nacimiento

si de algo estoy seguro es que he nacido
por lo tanto nos mudamos a otra iglesia
donde un simpático pastor luterano
que no jodía con los documentos
sucintamente nos casó y nosotros
dijimos sí como dándonos ánimo
y en la foto salimos espantosos

nuestra luna y su miel se llevaron a cabo
con una praxis semejante a la de hoy
ya que la humanidad ha innovado poco
en este punto realmente cardinal

nosotros dos nos fuimos a colonia suiza
ajenos al destino que se incubaba
ella con un chaleco verde que siempre me gustó
y yo con tres camisas blancas

en fin después hubo que trabajar
y trabajamos treinta años
al principio éramos jóvenes pero no lo sabíamos
cuando nos dimos cuenta ya no éramos jóvenes
si ahora todo parece tan remoto será
porque allí una familia era algo importante
y hoy es de una importancia reventada


ahora nuestro amor tiene como el de todos
inevitables zonas de tristeza y presagios
paréntesis de miedo incorregibles lejanías
culpas que quisiéramos inventar de una vez
para liquidarlas definitivamente

la conocida sombra de nuestros cuerpos
ya no acaba en nosotros
sigue por cualquier suelo cualquier orilla
hasta alcanzar lo real escandaloso
y lamer con lealtad los restos de silencio
que también integran nuestro largo amor


estábamos estamos estaremos juntos
a pedazos a ratos a párpados a sueños
soledad norte más soledad sur
para tomarle una mano nada más
ese primario gesto de la pareja
debí extender mi brazo por encima
de un continente intrincado y vastísimo
y es difícil no sólo porque mi brazo es corto
siempre tienen que ajustarme las mangas
sino porque debo pasar estirándome
sobre las torres de petróleo en maracaibo
los inocentes cocodrilos del amazonas
los tiras orientales de livramento

es cierto que treinta años de oleaje
nos dan un inconfundible aire salitroso
y gracias a él nos reconocemos
por encima de acechanzas y destrucciones

la vida íntima de dos
esa historia mundial en livre de poche
es tal vez un cantar de los cantares
más el eclesiastés y sin apocalipsis
una extraña geografía con torrentes
ensenadas praderas y calmas chichas

no podemos quejarnos
en treinta años la vida
nos ha llevado recio y traído suave
nos ha tenido tan pero tan ocupados
que siempre nos deja algo para descubrirnos
a veces nos separa y nos necesitamos
cuando uno necesita se siente vivo
entonces nos acerca y nos necesitamos

es bueno tener a mi mujer aquí
aunque estemos silenciosos y sin mirarnos
ella leyendo su séptimo círculo
y adivinando siempre quién es el asesino
yo escuchando noticias de onda corta
con el auricular para no molestarla
y sabiendo también quién es el asesino

la vida de pareja en treinta años
es una colección inimitable
de tangos diccionarios angustias mejorías
aeropuertos camas recompensas condenas
pero siempre hay un llanto finísimo
casi un hilo que nos atraviesa
y va enhebrando una estación con otra
borda aplazamientos y triunfos
le cose los botones al desorden
y hasta recomienda melancolías

siempre hay un finísimo llanto un placer
que a veces ni siquiera tiene lágrimas
y es la parábola de esta historia mixta
la vida a cuatro manos el desvelo
o la alegría en que nos apoyamos
cada vez más seguros casi como
dos equilibristas sobre su alambre
de otro modo no habríamos llegado a saber
qué significa el brindis que ahora sigue
y que lógicamente no vamos a hacer público.

Alemania


Mas alla del bien y del mal
Todo lo que es profundo ama la máscara; las cosas más pro¬fundas de todas sienten incluso odio por la imagen y el símil. ¿No sería la antítesis tal vez el disfraz adecuado con que ca-minaría el pudor de un dios? Es ésta una pregunta dig¬na de ser hecha: sería extraño que ningún místico se hu¬biera atrevido aún a hacer algo así consigo mismo. Hay aconteci-mientos de especie tan delicada que se obra bien al recubrirlos y volverlos irreconocibles con una grosería; hay acciones realizadas por amor y por una magnanimidad tan desbor-dante que después de ellas nada resulta más aconseja¬ble que tomar un bastón y apalear de firme al testigo de vista: a fin de ofuscar su memoria. Más de uno es experto en ofus¬car y maltratar a su propia memoria, para vengarse al menos de ese único enterado: - el pudor es rico en invenciones. No son las cosas peores aquellas de que más nos avergonzamos: no es sólo perfidia lo que se oculta detrás de una máscara, - hay mucha bondad en la astucia. Yo podría imaginarme que Un hombre que tuviera que ocultar algo precioso y frágil ro-dase por la vida grueso y redondo como un verde y viejo to¬nel de vino, de pesados aros: así lo quiere la sutileza de su pudor. A un hombre que posea profundidad en el pudor también sus destinos, así como sus decisiones delicadas, le salen al encuentro en caminos a los cuales pocos llegan algu¬na vez y cuya existencia no les es lícito conocer ni a sus más próximos e íntimos: a los ojos de éstos queda oculto el peli¬gro que corre su vida, así como también su reconquistada se¬guridad vital. Semejante escondido, que por instinto emplea el hablar para callar y silenciar, y que es inagotable en esca¬par a la comunicación, quiere y procura que sea una máscara suya lo que circule en lugar de él por los corazones y cabezas de sus amigos; y suponiendo que no lo quiera, algún día se le abrirán los ojos y verá que, a pesar de todo, hay allí una máscara suya, - y que es bueno que así sea. Todo espíritu pro-fundo necesita una máscara: aún más, en torno a todo espí¬ritu profundo va creciendo continuamente una máscara, gracias a la interpretación constantemente falsa, es decir, su-perficial, de toda palabra, de todo paso, de toda señal de vida que él da. -

miércoles, 7 de julio de 2010

El mundial de las letras (Alemania VS España)

Alemania


Fausto (fragmento)
FAUSTO
¿Hay también leyes en el infierno? Me alegro de saberlo; entonces, ¿se podrá pactar con vosotros, señores?
MEFISTÓFELES
Podrás disfrutar lo pactado sin que te sea escatimado nada. Pero explicar esto requiere su tiempo y a tal efecto nos veremos otro día. Esta vez ruego encarecidamente que se me deje salir de aquí.
FAUSTO
Pero, quédate un momento y dime la buenaventura.
MEFISTÓFELES
¡Déjame salir! Pronto volveré. Entonces podrás preguntarme lo que quieras.
FAUSTO
Yo no te he perseguido. Has sido tú el que ha caído en la red. Aquel que ha atrapado al diablo, ¡que no lo suelte!; no volverá a atraparlo por segunda vez.
MEFISTÓFELES
Si tanto lo deseas, estoy dispuesto a quedarme haciéndote compañía a condición de poder hacerte pasar el tiempo con mis artes.
FAUSTO
Me parece muy bien, tienes permiso con tal de que esas artes sean gratas.
MEFISTÓFELES
Amigo mío, ganarás más para tus sentidos en esta hora, que en la monotonía de un año. Lo que te canten los tiernos espíritus, las bellas imágenes que te brinden, no serán un vacío juego de magia. Tendrás placer para el olfato y un agradable regusto en el paladar, y al final se encenderán tus sentimientos. No es necesario hacer preparativos. Estamos juntos, vamos a empezar.
ESPÍRITUS
Desapareced, bóvedas
oscuras de la techumbre.
Mira el mayor hechizo
del amigable y azul
éter que está penetrando.
Desvaneceos de una vez,
tenebrosas nubes negras.
Centellean estrellitas,
pues la luz de suaves soles
entre ellas se va filtrando.
Esa belleza sutil
de los hijos de los cielos,
al flotar sobre nosotras,
tímida, nos reverencia.
El deseo anhelante
acompaña nuestros pasos.
Y los aleteantes
flecos de los atavíos
cubren todas las tierras,
cubren la vegetación
de allí donde los amantes
muy solemnes prometieron
entregarse de por vida.
¡Follaje sobre follaje!
¡Sarmientos que echan renuevos!
El bien cargado racimo
cae en el receptáculo
del lagar que lo tritura,
y brota un gran arroyo
de vinos espumeantes
que se desliza por rápidos
de bellas piedras preciosas
y, dejando las alturas
tras de sí, en su caída,
se ensancha y hace un lago
y así la felicidad
reinará en las colinas.
Y un ejército de aves
paladea el placer.
Se van acercando al sol,
se aproximan a las islas
claras que, sobre las olas,
en apariencia se mueven.
Allá en coro oímos
suspiros alborozados.
Volando sobre llanuras
vemos figuras que bailan
y que se van desperezando
bajo el manto del cielo.
Algunos van escalando
por las elevadas cumbres.
Otros, cruzando a nado,
cortan las olas del mar.
Otros van volando y flotan.
Todos en busca de vida,
en busca de tierras lejanas,
de estrellas acogedoras,
de gracia y serenidad.

España


El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha (fragmento)
Habláis de modo, señora Clara, que no puedo entenderos: declaraos más y decidme qué es lo que decís de alma y de lugares, y deste músico, cuya voz tan inquieta os tiene. Pero no me digáis nada por ahora, que no quiero perder, por acudir a vuestro sobresalto, el gusto que recibo de oír al que canta; que me parece que con nuevos versos y nuevo tono torna a su canto.

-Sea en buen hora -respondió Clara.

Y, por no oílle, se tapó con las manos entrambos oídos, de lo que también se admiró Dorotea; la cual, estando atenta a lo que se cantaba, vio que proseguían en esta manera:

-Dulce esperanza mía,

que, rompiendo imposibles y malezas,

sigues firme la vía

que tú mesma te finges y aderezas:

no te desmaye el verte

a cada paso junto al de tu muerte.

No alcanzan perezosos

honrados triunfos ni vitoria alguna,

ni pueden ser dichosos

los que, no contrastando a la fortuna,

entregan, desvalidos,

al ocio blando todos los sentidos.

Que amor sus glorias venda

caras, es gran razón, y es trato justo,

pues no hay más rica prenda

que la que se quilata por su gusto;

y es cosa manifiesta

que no es de estima lo que poco cuesta.

Amorosas porfías

tal vez alcanzan imposibles cosas;

y ansí, aunque con las mías

sigo de amor las más dificultosas,

no por eso recelo

de no alcanzar desde la tierra el cielo.

Aquí dio fin la voz, y principio a nuevos sollozos Clara. Todo lo cual encendía el deseo de Dorotea, que deseaba saber la causa de tan suave canto y de tan triste lloro. Y así, le volvió a preguntar qué era lo que le quería decir denantes.

martes, 6 de julio de 2010

El Mundial de las Letras (Holanda VS Uruguay)

Holanda


El descubrimiento del cielo (fragmento)
“ ... Se habían encontrado, ése era el momento. ¿Lo sabían los dos? Habían tendido un puente con cuatro palabras. Max sabía que Onno lo había calado como nadie hasta la fecha, y Onno, a su vez, se sentía comprendido por Max, pues su ironía agresiva no había encontrado la resistencia habitual, sino que había sido recibida con una sonrisa que tenía algo de invulnerable. Se habían reconocido ...”


“ ... La pregunta sobre lo que había entre ambos sólo se la plantearían más tarde, cuando ya no quedase nada, cuando todos aquellos días confluyeran en su memoria en un solo día enteramente inolvidable. Onno sabía que incluso los griegos, que habían sentado las bases de la cultura occidental, carecían de la palabra “cultura”. Las palabras sólo surgen cuando su referencia ha desaparecido ...”


“ ... Como todo ser, una letra tiene un cuerpo y un alma. El alma es lo que dice, y el cuerpo es de lo que está hecha, de tinta o de piedra ...”


“ ... Cuando estás despierto no se puede demostrar que no estés soñando, porque a veces, cuando sueñas, también se puede estar seguro de estar despierto y de no estar soñando. Por lo tanto, si la realidad podía ser un sueño, ¿no podía entonces un sueño hacerse realidad?”


“ ... Quizá todo el mundo tuviera una determinada función en su existencia con la que su vida adquiría sentido. Igual era algo muy insignificante, como por ejemplo ayudar a alguien sin que esta persona te lo pidiera o lo supiera. De hecho, todo el mundo debería investigar su pasado para comprobar si algo así ya había sucedido alguna vez; y si no ya sería hora de que empezara a suceder ...”

Uruguay


Espejos
África servida en la mesa de Europa
Siguiendo los pasos de Inglaterra, un buen día Europa descubrió que la esclavitud era ofensiva a los ojos de Dios.
Entonces Europa emprendió, África adentro, la conquista colonial. Antes, los hombres de las tierras frías no habían pasado más allá de los puertos donde compraban negros, pero en esos años los exploradores se abrieron paso en las tierras calientes, y tras ellos llegaron los guerreros, montados en los cañones, y tras ellos los misioneros, armados de cruces, y tras ellos los mercaderes. Las catarátas más prodigiosas y el lago más inmenso del África se llamaron Victoria, en homenaje a una reina no muy africana, y los invasores bautizaron ríos y montañas, creyendose el cuento de que descubrían lo que veían. Y ya no se llamaron esclavos los negros sometidos al trabajo esclavo.
En 1885, en Berlín, al cabo de un año de mucho pugilato, los conquistadores pudieron ponerse de acuerdo en el reparto.
Tres décadas después, Alemania perdió la primera guerra mundial y de paso perdió también las colonias africanas que le habían tocado: británicos y franceses se repartieron Togo y Camerún, la actual Tanzania pasó a manos británicas y Bélgica se quedó con Ruanda y Burundi.
Para entonces, ya hacía rato que Friedrich Hegel había explicado que África no tenía historia y que sólo podía resultar interesante para el estudio de la barbarie y el salvajismo, y otro pensador, Herbert Spencer, había sentenciado que la Civilización debía borrar del mapa a las razas inferiores, porque sea humano o bruto, todo obstáculo debe ser eliminado.
Se llamaron era de paz mundial las tres décadas que desembocaron en la guerra de 1914. En esos dulces años, la cuarta parte del planeta fue a parar al buche de media docena de naciones.

sábado, 3 de julio de 2010

El mundial de las letras (España VS Paraguay)

España


Amor eterno
Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
¡todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

Paraguay

Contravida
Subir al viejo carromato de fierros viejos y descalabrados era meterse en el asilo de la paciencia.
Más que un viaje en tren aquello era una procesión.
La locomotora liliputiense, empenachada de humo, de chispas oliendo a densas resinas quemadas, traqueteaba a la vertiginosa velocidad de una legua por hora, sobre ruedas esmirriadas, semejantes a piernas muy combadas de pájaro.
Cansado de los duros asientos, del interminable traqueteo que petrificaba los cuerpos, el centenar y medio de pasajeros se largaba de los vagones a las trochas y seguía al tren en una festiva caravana, ruidosa de gritos, de cánticos, de motes burlescos, de una ingenua alegría infantil.
El pequeño santo patrono de hierro, de fuego, de humo, era empujado por sus fieles a lo largo de trescientos ochenta kilómetros, en tres días y tres noches de peregrinación.
La fiesta de san Tren.
Había otra clase de peregrinaciones, que no usaba el ferrocarril. La de los migrantes que trataban de llegar a la capital, a pie, desde distintos puntos del país, para instalar nuevas villas Miseria.

El mundial de las letras (Alemania VS Argentina)

Alemania

El diario de Anne Frank


“ Y por la noche, al acostarme, termino mis rezos con las palabras: “gracias, Dios mío, por todo lo que es bueno, amable y hermoso”, y mi corazón se regocija. Lo bueno es la seguridad de nuestro escondite, mi buena salud y todo mi ser. Lo amable es Peter, el despertar de ternura que sentimos, sin atrevernos a nombrarla o tan siquiera rozarla, pero que un día se revelara en todo su significado: el amor, el porvenir, la felicidad. Lo hermoso es el mundo, la naturaleza, la belleza y todo aquello que es delicado y exquisito.


Yo no pienso ya en la miseria, sino en la belleza que perdura. Ésta es la gran diferencia entre mamá y yo. Cuando alguien está desalentado y triste, su consejo siempre es: “Pensemos en las desgracias del mundo y alegrémonos de no compartirlas.” Yo por mi parte, aconsejo: “Sal por los campos, contempla la naturaleza y el sol, corre al aire libre y trata de reencontrar la dicha en ti misma y en lo que te rodea.”

En mi opinión el consejo de mamá no conduce a nada. ¿qué puede uno hacer si toma sobre sus hombros las penas de los demás? Quedarse anonadado y sentirse perdido. En cambio, si uno se vuelve hacia lo que es bello – La naturaleza, el sol, la libertad, lo hermoso que hay en nosotros-, nos sentimos enriquecidos. Al no perder esto de vista, encontramos nuevamente a Dios, a nosotros mismos, y recuperamos nuestro equilibrio.

El que es feliz, hace felices a los demás. Quien no pierde el valor ni la confianza, jamás perecerá por la miseria-“.

Argentina


"…Esta noche hacemos una tregua de amor en el camino de nuestras luchas y de nuestros afanes; y sólo pensamos en las cosas buenas y bellas que nos ha regalado la vida en el año que se acaba hundiéndose ya como un cometa en el horizonte de la eternidad, dejándonos una estela de recuerdos en el alma...
No puede haber amor donde hay explotadores y explotados. No puede haber amor donde hay oligarquías dominantes llenas de privilegios y pueblos desposeídos y miserables. Porque nunca los explotadores pudieron ser ni sentirse hermanos de sus explotados y ninguna oligarquía pudo darse con ningún pueblo el abrazo sincero de la fraternidad...
Y por fin, yo me permito reunir simbólicamente la copa con que brinda cada uno de ustedes con mi propia copa, que contiene la misma sidra humilde, con la misma sencillez de nuestro corazón. Levanto al cielo con ella los deseos, los sueños y las esperanzas de todos, para que en esta noche prodigiosa el amor infinito los toque con la vara de sus milagros y los convierta en realidad."  

El Mundial de las Letras (Uruguay VS Ghana)

Uruguay

El sexo de los ángeles
Una de las más lamentables carencias de información que han padecido los hombres y mujeres de todas las épocas, se relaciona con el sexo de los ángeles. El dato, nunca confirmado, de que los ángeles no hacen el amor, quizá signifique que no lo hacen de la misma manera que los mortales.

Otra versión, tampoco confirmada pero más verosímil, sugiere que si bien los ángeles no hacen el amor con sus cuerpos (por la mera razón de que carecen de los mismos) lo celebran en cambio con palabras, vale decir con las adecuadas.

Así, cada vez que Angel y Angela se encuentran en el cruce de dos transparencias, empiezan por mirarse, seducirse y tentarse mediante el intercambio de miradas que, por supuesto, son angelicales.

Y si Angel, para abrir el fuego, dice: "Semilla", Angela, para atizarlo, responde: "Surco". El dice: "Alud" y ella, tiernamente: "Abismo".

Las palabras se cruzan, vertiginosas como meteoritos o acariciantes como copos.

Angel dice: "Madero". Y Angela: "Caverna".

Aletean por ahí un Angel de la Guarda, misógino y silente, y un Angel de la Muerte, viudo y tenebroso. Pero el par amatorio no se interrumpe, sigue silabeando su amor.

El dice: "Manantial". Y ella: "Cuenca".

Las sílabas se impregnan de rocío y, aquí y allá, entre cristales de nieve, circulan el aire y su expectativa.

Angel dice: "Estoque", y Angela, radiante: "Herida". El dice: "Tañido", y ella: "Rebato".

Y en el preciso instante del orgasmo ultraterreno, los cirros y los cúmulos, los estratos y nimbos, se estremecen, tremolan, estallan, y el amor de los ángeles llueve copiosamente sobre el mundo.


Ghana

Sobre Teherán
Entrando
a una velocidad
de trescientas millas por hora
a una altura de 10.000 pies
sobre el nivel del mar,
la punta del monte ararat,
en la temprana niebla del alba oscura,
se yergue como el pezón inocente
del seno solitario
de una mujer muy oscura

Yaciendo supina
y mirando a un firmamento
lavado con nubes al pastel
tan tiernas como

el inocente aterrizaje
de la garra de un gatito
sobre la cabeza

de una gota de rocío

exiliado de
la desierta república

de un oasis.

viernes, 2 de julio de 2010

El mundial de las letras (Holanda VS Brasil)

Holanda


Lucifer (fragmento)
" Caer es mi destino, vestido de honor y dignidad,
Después de caer, si es que cayera, con ésta corona sobre mi cabeza
Mi cetro estaría en mi puño, en compañía de los nobles,
Es indiferente el noble que esté a mi lado.
Su caída le honraría, y le concedería una involuntaria alabanza:
En cambio sería primer rey en cualquier tribunal inferior,
Que reflejara secundariamente la mayor parte de la luz sagrada, o aún menos
Así justifico mi rebelión, y nunca sentiré dolor u obstáculo. "

Brasil


11 Minutos
... al contrario de lo que mis clientes piensan, el sexo no puede ser practicado a cualquier hora.
Hay un reloj escondido en cada uno de nosotros, y para hacer el amor las manecillas de ambas personas tiene que marcar la misma hora, el mismo tiempo. Eso no sucede todos los días. Aquel que ama no depende del acto sexual para sentirse bien.

Dos personas que están juntas, y que se quieren, tienen que sincronizar sus manecillas, con paciencia y perseverancia, con juegos y representaciones 'teatrales' hasta entender que hacer el amor es mucho más que un encuentro: Es un 'abrazo' de las partes genitales.

Todo tiene importancia. Una persona que vive intensamente su vida goza todo el tiempo y no hecha de menos el sexo. Cuando practica el sexo, es por abundancia, porque el vaso de vino esta tan lleno que desborda naturalmente, porque es absolutamente inevitable, porque acepta la llamada de la vida, porque en ese momento, sólo en ese momento, consigue perder el control...
Related Posts with Thumbnails