martes, 10 de agosto de 2010

Creo que te he perdido

...creo que te he perdido, y peor aun creo que no seré capas de encontrarte, la soledad vuelve a llenar  mis días, vacíos y carentes de ti, ausentes de lo que debiste haber sido, hoy creo te he perdido y al mismo tiempo me pierdo a mi, y pierdo suspiros, y besos y palabras sin sentido que se han quedado en el camino, ya no estas, ¿a donde te has ido? porque verte no es lo mismo que encontrarte, y yo ya te he perdido, ya no se donde buscarte, cuando frente a mi aun estas, no se a donde te escapaste, si cambiaste de lugar, tu lucero ha partido, mis estrellas no te verán mas, no se ha donde te has ido, ni porque, y menos porque tan de repente, un día todo brillaba y era diferente, hoy no puedo ver mas allá del cielo para encontrarte, ni puedo sujetarme a un cometa para seguirte, hoy quiero sentirte, pero ya no existes, no en este camino el mio, no en nuestro destino el que era de los dos, hoy tu y yo ya no existimos, yo quisiera regresar el tiempo y aferrarme a esos días en que jugábamos a ser felices, hoy que solo se trata de estar tristes, y que no hay remedio para no sentirlo, ¿donde estas' ¿donde te has ido? si aun te veo pero has desaparecido, creo que te he perdido, y lo peor es que creo que es para siempre...


Desde hace algún tiempo te siento distinta,
no sé qué será pero no eres la misma,
observo en tus ojos miradas
que esquivan la mía,
cansada de tanto buscar tus pupilas
pidiendo respuestas a cada por qué,
pero adivino en ti
algo que empieza a huir
y no quiero entender
cuando un presentimiento no crea razón,
sólo infunde terror.


Siento que te estoy perdiendo...
perdiéndote.


Y con monosílabos adormecidos
pretendes decir que dialogas conmigo,
tus gestos son más elocuentes,
al menos son signos
de tu indiferencia por todo lo mío
y más si mi afán es hacerte feliz;
qué fue lo que pasó,
dónde estuvo el error
que no pude impedir
aunque sé que no es fácil decir la verdad
no la digas jamás.


Mis labios no encuentran tu beso oportuno,
ni encuentra mi cuerpo en tu cuerpo refugio,
tan sólo pasivo abandono,
distante desnudo
que entregas como algo que no fuera
tuyo,
dejándote hacer en ausente actitud;
qué mortal desazón
es hacerte el amor
cuando ya no eres tú.
No quisiera saber, cuando sueles llorar,
en qué brazos estás.


Siento que te estoy perdiendo
Luis Eduardo Aute

2 comentarios:

rimes dijo...

Hay Pedro, como me haces poner en tus zapatos....mientras avanzaba, pensaba.."cómo me siento así la mayoría de los días....espero que sea algo imaginario", pero ya llegando al final me he quedado con la sensación de que es algo real, por tus escritos anteriores....gracias de verdad por compartir con el resto, nosotros.

Pedro Daniel dijo...

Hola rimes, me hiciste entrar en una discusion personal, no soy muy asiduo a la idea de escribir de forma personal aunque aveces suele ser inevitable el evitar ser personal cuando uno escribe, aun asi siempre intento escribir cosas que no tienen nada que ver conmigo, pero bueno aun asi estas palabras salieron de mi, pueden ser mi realidad o la de cualquiera de cualquier forma, la tristeza del desencuentro, de la despedida, conceptos que apachurran el alma es algo por los que casi todos hemos pasado o estamos por pasar, gracias por pasar a leerme, me da gusto saber que sigues lo que escribo yo tambien lo hago en tu blog y me gustan tus letras que por cierto traen mucho de tu actualidad, cuidate y vuelve pronto...

«Desprecia la literatura en la que los autores delatan todas sus intimidades y las de sus amigos. La persona que pierde su intimidad, lo pierde todo» (Milan Kundera).

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails