martes, 18 de septiembre de 2012

En un tren baladí

...si por un tiempo te alejas al rincón del olvido, con la mirada caída y los bastiones a rastras, con tu morral lleno de ayeres y tu pañuelo sin lagrimas, con tu clavijero sin sueños y un alma desafinada, con tus supuestos callados y las mentiras sin pena, con las farolas a oscuras y tus luciérnagas sin alas, patrañas mancas rodillas paradas, velas sin viento de barcos sin mar, camino fútil de las cosas sin ti, corazón sin fusil que ha tirado a matar, un antaño sentado en las lunas de Abril, huele a viejo el silencio cuando se trata de ti, en las laderas del tiempo alguna vez me perdí,  como un viajero viajando en un tren baladí...





La vida, amigos, es aburrida. No deberíamos decirlo.
Después de todo, el cielo lanza destellos, el inmenso mar suspira,
Nosotros mismos emitimos luz y suspiramos,
Y como me decía mi madre de pequeño
(repetidamente) “Confesar que estás aburrido
significa carecer de Recursos Internos”.
Ahora ya sé que no tengo
Esos recursos, porque estoy tremendamente aburrido.
La gente me aburre,
La literatura me aburre, en especial la gran literatura,
Henry me aburre, con sus quejas y sus dolores
tan malos como uno de Aquiles
que ama a la gente y el arte poderoso, lo que me aburre.
Y las colinas apacibles, y la ginebra parece una colilla
Y de algún modo un perro
Que ha se ha tomado a sí mismo y a su cola muy en serio
A las montañas o el mar o el cielo, dejando
Atrás: a mi yo, moviendo la cola.


Dream song 14
John Berryman

1 comentarios:

Imani Vandam dijo...

Atraída por el título, radicada por lo que encontré.

Imani

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails