miércoles, 9 de diciembre de 2009

Soledades

…no hay mejor refugio para volver a nosotros mismos que la soledad, el momento sabio de encontrar la verdad que alguien ha escondido dentro de nosotros, las palabras eternas que viven en la profundidad de nuestro ser, la experiencia de una humanidad ya cansada de cargar con una inmensa cantidad de memorias acumuladas, la sabiduría plena de lo que por siempre han de ser, paisajes celestiales que los ojos no pueden ver, fuentes de conocimiento que la mente deja de entender, no hay mejor lugar para escaparse de uno mismo que la soledad, vaciarse de todo lo que existe para escapar hacia las nadas más remotas, para así poder olvidar al mundo y sus habitantes, deshaciendo el tiempo con silencios fugaces, apagando los sentidos que se han vuelto voraces, jauría de pensamientos que nos hacen esclavos, de lo que nosotros entendemos como necesidades, no hay mejor momento que el de estar solos, pues en ellos aprendemos a sobrevivir cuando ya no lo estamos…


Yo, tú, él, ella, la totalidad de los vivientes constituimos archipiélagos de millones de islas sin puentes entre sí. Quizás algunos se agitan haciendo señas desde la playa, pero carecen de barquillas para cruzar la enormidad de las aguas que separan la ínsula de la ínsula. Estamos solos. Solos, aunque andemos en medio de la multitud, físicamente hacinada. A nadie le importa el dolor ni la alegría del otro. Cada quien atiende a si mismo. Cada cual, con su pena, con su lucha, con su esperanza, con su miedo, cada uno con su muerte a cuestas.

El secreto para amarEmma Godoy

1 comentarios:

J Ã Ð € dijo...

"apagando los sentidos que se han vuelto voraces,jauría de pensamientos que nos hacen esclavos, de lo que nosotros entendemos como necesidades"...
¡No te imaginas cuanto sentido tienen para mí tus palabras!

Es genial todo lo que escribes... ¿Nunca has pensado hacerlo más en forma, es decir de manera profesional?
¡De verdad! ¡Me parece que tienes un gran potencial!!...

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails